En este #RAWCrowdfunding Nº2 quiero diferenciar entre una campaña de #Crowdfunding doméstica vs una profesional. La primera está basada en la audiencia previa a la campaña. El ejemplo clásico es un grupo de música y sus fans. O el autor de un blog con sus suscriptores. En una campaña más profesional se trabaja, ya desde la pre-campaña, para alcanzar un público nuevo y desconocido, sin conexión directa con el creador ni su círculo inicial de influencia. La base para esto es el #storytelling de la campaña, diseñado para inspirar, movilizar a la audiencia a la re-difusión, y para que los objetivos a conseguir resulten “noticiables”. Aceptar que todos nuestros #backers no viven en un mismo sitio es clave para adoptar una estrategia de ámbito internacional, pero con un foco láser en los canales más eficientes para alcanzar a nuestros potenciales clientes. Con un presupuesto y tiempo tan limitados, hay que concentrar los esfuerzos en la mayor eficiencia. Y eso es lo que nos permiten las nuevas tecnologías y herramientas de análisis de datos. Una buena campaña mide los resultados de cada #experimento para perfeccionar nuestro #prototipo hasta que el #proyecto sea perfectamente entendido por la audiencia. No hay #difusión sin comprensión de la visión de la campaña.

Descubre nuestro último Crowdweekend:

¿Quiéres algo así cerca de ti? Contacta con nosotros. 

Información enviada con éxito.